sábado, 13 de diciembre de 2014

El verdadero combustible de Belmez

-
"La caza y el futbolín". Esos son las aficiones del nuevo "Al pie" semanal. "También el fútbol, por supuesto; pero el trabajo no me deja mucho tiempo para mis hobbies", me dice Manolo en una fría mañana de diciembre justo al lado del surtidor más antiguo de la estación de servicio de Belmez, su lugar de trabajo.
40 años lleva nuestro protagonista siendo el verdadero responsable de que los vehículos del pueblo "anden" por las calles. "Antes de esto, estuve trabajando en la hostelería, 9 años entre el bar de las cuatro esquinas y La Parada de Alfonso Domínguez. Yo inauguré el Bar de La Parada y también esta gasolinera que montó Alfonso". 
"El servicio militar me llamó y al volver empecé aquí, y desde entonces...", recuerda con nostalgia Manolo mientras vemos el parte meteorológico en la pequeña televisión que tiene encima de su mostrador. 
Un par de coches repostando interrumpen la charla, pero no el monólogo de Manolo, que sigue hablando mientras atiende su trabajo: "Antonio, yo fui un gran tirador en esta zona. Gané varios premios de tiro al plato y tiro al pichón". Por entonces, Manolo estuvo regentando durante varios años un negocio relacionado con la caza, la "Armería Los Remedios". Negocio que durante un tiempo compartió con un socio y después llevó en solitario. "Era una forma de ganar dinero con una de mis aficiones", afirma; "por entonces el pueblo está mucho mejor"
-
-
"Estuve también un tiempo trabajando de camarero, una vez que empecé en la gasolinera. Hasta 200 bodas hice en el ESMAVI con mis amigos Pepín Rojas y compañía". 
"La hostelería siempre me ha gustado, pero la de calidad. Ahora, o el negocio es tuyo y lo trabajas o un bar no te deja mucho, una pena".

¿Y el futbolín?. Le insisto. "Tú sabes que soy bueno". Me responde. "Muchos peritos me llamaban para jugar con ellos, para jugar buenos partidos, en el Plaza... pregunta, pregunta" Me insta. 
Una película, Manolo: "Titanic, pero en un cine moderno, uno bueno".
Una canción, un grupo de música: "Me gusta toda la música"
¿Eres religioso?: "No me gusta mucho la iglesia". Rotundo.
Un deporte, un equipo: "El Barcelona, el Recre y el Córdoba".  ¿Por ese orden? "Sí, bueno y el Construcciones Ceballos. En el que jugaba aquellas ligas de verano en la pista polideportivo del campo de fútbol"
¿Cómo ves el pueblo?: "Mal, de cuatro años para acá muy mal. La gente está deprimida, no hay dinero, muchas casas vacías...O cambia esto, o... una pena todo". No sigue la respuesta con cara de resignación y mirando hacia la carretera.

"Parece que hoy llueve, verás este mediodía..."
-
Como le gusta toda la música, le dedicamos desde aquí esta copla a Manolo. Una de viejos rockeros como él. 
-




4 comentarios:

DANIEL SOLANO SUJAR dijo...

Quiero dedicarle un comentario con todo mi cariño a Manolo, por esa labor desarrollada a lo largo de su vida laboral en nuestra gasolinera dejando en el trato con los clientes de dicha gasolinera,una impronta dificil de olvidar, por ahi hemos pasado todos los blmezanos y todos hemos disfrutado de su siempre gran disposición,,ya le queda poco tiempo para llegar a su merecida jubilación, por esto y por todo lo que ha ayudado a mucha gente en silencio sólo decirle.GRACIAS DON MANUEL..gracias de todo corazón.

paco dijo...

Las palabras de Manolo son un grito y un aldabonazo a todos los belmezanos. Él sabe, como pocos, la realidad social y económica de nuestro BELMEZ.
Por su gasolinera hemos pasado todos cuando estamos en el pueblo.
Y, repito, sus palabras deben movernos, cada cuál en su puesto, a ver y estudiar soluciones. No se puede seguir así.
Con Dani, te digo, gracias por tu trabajo de tantos años.
Paco Lozano

Fogerty dijo...

Gracias Manolo, por estar ahí y atendernos siempre con esa cordialidad de la que haces gala.

Minerva Sanchez dijo...

Manolin el gasolina muy buen recuerdo de esas veces q repostabamos y siempre te pregunta q como va la vida por hay fuera