lunes, 28 de abril de 2008

Senderismo hasta Sierra Boyera.


fotografías: Marta Díaz Ríos
Hace tan sólo unos días, alumnos y profesores de primaria del Colegio Público de Infantil y Primaria Nuestra Señora de Los Remedios disfrutaban de una jornada de senderismo que los llevaba hasta la presa del embalse.
En el camino, realizaban un parada en la depuradora de aguas donde los responsables de la instalación les contaron cómo funciona y en definitiva cómo se trata y se prepara el agua que consumimos en el pueblo y la comarca.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

k bonito k se disfrute asin pero los k trabajan ayi n se le caen las manos de trabajar ae

Anónimo dijo...

que graciosos...eso está muy bien, que conozcan nuestros entornos. Es una gran labor.

paco dijo...

Más deporte y menos tv!!!
El caminar es un medio barato de hacer deporte, pero lo practicamos tan poco!
Se acostumbra a decir: " el que mueve los pies, mueve el corazón".
Si hay obesidad infantil, éste es un medio de combatirla.
Y en este tiempo primaveral la temperatura invita a recorrer los alrededores de nuestro pueblo.
paco lozano

Anónimo dijo...

Parece mentira pero, la mayoría de los niños y niñas de Belmez, apenas si conocen más allá del Pantano y la Fuente del Corcho o los Mestos (y eso por las acampadas de Semana Santa). Tenemos paisajes en nuestro término municipal que, depende de la época del año en que los visitemos, apenas si podríamos creernos que estamos en Belmez, por lo variados que son. Peñaladrones es una auténtica maravilla paisajística e histórica; Sierra Palacios es una pequeña joya que poco a poco nos vamos "cargando" junto con su peculiar ecosistema y sus ricos yacimientos arqueológicos. Belmez es digno de enseñar de punta a punta, enseñar y cuidar; primavera y otoño son épocas clave para salir y descubrir lo que nos rodea. Indiana Jones tendría aquí para protagonizar varias aventuras, sólo hay que colgarse la mochila y ponerse en marcha. Puede que así educáramos niños y niñas más comprometidos con nuestro entorno, con mucha más imaginación y menos aburridos. Mª del Carmen Cabanillas Medrano.